Los terapeutas y entrenadores que figuran en este sitio no son médicos. Consulte a su médico primero en caso de enfermedad, malestar o alteraciones graves. Saber más... Lo entiendo

El embarazo en la vida de una mujer

En 2019, 359 770 nacimientos tienen lugar en España.Tanto como la pubertad, tener un hijo, dar a luz, ser madre es un momento crucial. Provoca cambios profundos, tanto físicos como psicológicos, para las mujeres que se convierten en madres.

Todo es transformación. El cuerpo cambia, reacciona. Aparecen diferentes síntomas (aumento de peso, náuseas y vómitos, dificultad para respirar, fatiga y / o insomnio, dolor de espalda, etc.). Psicológicamente surgen muchas emociones, a veces contradictorias. Surgen miedos y alegrías. Ciertos deseos experimentan la realidad (sexo del niño, parto prematuro, plan de embarazo apresurado, etc.). El estrés también puede ocupar un lugar complejo.

La vida misma de una mujer se está reorganizando y debe adaptarse: sus actividades profesionales y personales, sus relaciones, el equilibrio de la pareja. Al mismo tiempo que la madre da a luz a su bebé recién nacido, da a luz una nueva forma de ser ella misma, tanto social como íntima. Estamos hablando de matrescencia.

Para algunas mujeres, el embarazo no siempre es un proyecto, deseo o posibilidad fisiológica. Por lo tanto, a veces es necesario el apoyo para hacer frente a la presencia o ausencia no deseada de fertilización.

Encuentra un especialista

¿Cuáles son los problemas relacionados con el embarazo?

Esterilidad

En ausencia de embarazo después de 24 meses de intento de concepción, se considera que una pareja es infértil. Este es el caso de entre 15 y 17% de la población según la Sociedad Española de Infertilidad. Si bien las tres cuartas partes de la infertilidad de una pareja se pueden atribuir al hombre, a la mujer oa ambos, puede haber hasta un 25% de los casos en los que el origen de las dificultades de concepción no se puede explicar después de los exámenes clínicos. Las causas psicológicas pueden entonces estar implicadas.

Soporte de FIV

En algunos casos, el embarazo se dificulta. Pueden entrar en juego varios factores: mala calidad de las células reproductivas (ovocito para una mujer y esperma para un hombre), endometriosis avanzada, tubos defectuosos ... La FIV (Fertilización In Vitro) es una técnica de PMA (Procreación Médica Asistida)

que consiste en reproducir el proceso de fecundación natural (optimizándolo) para obtener el encuentro de los gametos fuera del cuerpo, antes de trasladarlos al útero de la futura madre. Un programa de apoyo a la medicina alternativa apoya y fortalece las posibilidades de éxito en este viaje.

Preparación para el embarazo y el parto

Definir un plan de embarazo, mantener un estilo de vida saludable -para permitir que el feto se desarrolle adecuadamente-, acoger sus emociones y los cambios profundos que tal etapa requiere ... Y por supuesto, afrontar los imprevistos y las dificultades que se pueden afrontar. Todo esto requiere grandes recursos para una futura madre. Este intenso viaje se puede realizar con el apoyo de especialistas en embarazo, parto y período perinatal, así como profesionales del bienestar.

Estrés de la mujer embarazada

Algunas mujeres se revelan por su desarrollo durante el embarazo. Para otros, la historia es diferente: fatiga permanente, depresión, ansiedad ... Si el estrés es una reacción normal que le permite a la mujer prepararse para este evento y para su nuevo rol, también puede ser crónico o agudo e impactar el curso del embarazo y la salud del lactante. Por supuesto, cada mujer tiene su historia de vida y es más o menos probable que se exponga a ella. No obstante, el estrés intenso sigue siendo un posible factor de riesgo a considerar.

Baby blues o depresión postparto 

La depresión posparto (también llamada síndrome del tercer día) aparece de 3 a 10 días después del parto. Trastorno hormonal y emocional, esta etapa es natural y puede caracterizarse por cierta tristeza, irritabilidad, ansiedad, cambios de humor, pérdida de apetito ... Una gran mayoría de mujeres lo experimenta. Si esto dura más de dos semanas, entonces el síndrome de depresión posparto se hace cargo. Las posibles consecuencias, si esta depresión no se maneja a tiempo, son entonces más graves, ya que la madre puede perder la capacidad de brindarle a su bebé la empatía y la relación necesarias para su desarrollo.

Aborto

El aborto es un embarazo que se interrumpe antes del término cuando el feto es viable (20 semanas de embarazo). Esta interrupción puede ser accidental. El embrión es expulsado del útero y esto se denomina aborto espontáneo. En otros casos, se puede provocar. Bien porque el embarazo no es deseado por la madre, quien por tanto deberá recurrir a un aborto (Interrupción Voluntaria del Embarazo). Ya sea por motivos médicos, si hay peligro para la vida de la madre, o si el feto tiene una anomalía o una enfermedad, en particular.

 

Terapias recomendadas para estas dolencias

El embarazo reúne muchos temas, en los que puede participar la medicina alternativa. Es posible que desee momentos de bienestar para mimarse con reflexología plantar o masajes, por ejemplo. Busque apoyo para optimizar sus posibilidades a través de la acupuntura o la osteopatía. O incluso necesita un gran apoyo psicológico por parte de profesionales y terapeutas especializados en este campo.

La medicina alternativa, también conocida como medicina alternativa y complementaria (CAM), no pretende reemplazar el tratamiento médico. Consulte a su médico primero en caso de enfermedad, malestar o alteraciones graves.