Los terapeutas y entrenadores que figuran en este sitio no son médicos. Consulte a su médico primero en caso de enfermedad, malestar o alteraciones graves. Saber más... Lo entiendo

¿Qué es la quiropráctica? ¿Cuáles son los orígenes?

El principio insignia de la quiropráctica es actuar sobre el sistema nervioso del individuo y restaurar todos sus canales de comunicación. Al actuar sobre los puntos de bloqueo o desequilibrio del cuerpo, el practicante busca restaurar el correcto funcionamiento muscular, neuronal, esquelético y por supuesto nervioso.

Dependiendo de la edad, el perfil y los problemas del paciente, el quiropráctico ofrece atención preventiva o terapéutica. Esta práctica, que tiene más de 100 años, es muy exitosa, particularmente en los Estados Unidos, donde ocupa el tercer lugar entre las prácticas de salud más populares, después de la medicina general y la cirugía dental.

Encuentra un especialista

¿Por qué utilizar la quiropráctica?

Dolor de espalda, dolor de cuello, problema pélvico, molestias musculares, tendinitis recurrente o entumecimiento: la quiropráctica trata una gran cantidad de molestias y actúa eficazmente sobre todos los problemas corporales diarios. Pero no tiene que esperar hasta que sienta dolor para consultar. La quiropráctica es una medicina tanto terapéutica como preventiva, por lo que se recomienda encarecidamente consultarla para un mantenimiento regular.

Con una o dos sesiones al año, es posible mantener un buen equilibrio del cuerpo y corregir las disfunciones cuando aparecen. Si el objetivo es poder evitarlos, la quiropráctica también puede tratar el dolor que ya es más severo. Atlético o sedentario, adulto joven o mayor: la quiropráctica es para todos los públicos.

¿Cómo se realiza una sesión de quiropráctica?

Al igual que con una sesión de fisioterapia u osteopatía, la primera cita te permite evaluar tu estado general (45min a 1 hora, en promedio). Las preguntas sobre su estilo de vida y hábitos, además de algunas observaciones de su postura, permitirán al médico tener una visión más clara del trabajo a realizar. Y para priorizar las acciones que necesita.

Si su necesidad principal es aliviar el dolor intenso, la sesión puede centrarse únicamente en este punto. Las sesiones específicas tienen una duración media de poco menos de 30 minutos. Lo mismo ocurre con las consultas de seguimiento clásicas. Todas las manipulaciones realizadas no son dolorosas para el cuerpo. En caso de duda, avísele a su médico para que se adapte a sus solicitudes.

¿Cuáles son los precios de una sesión de quiropráctica?

Una sesión cuesta alrededor de 40 €, aunque algunos practicantes ofrecen precios más bajos de alrededor de 20 o 30 €. Este precio puede variar dependiendo de la ubicación (en Madrid, por ejemplo, el costo es más de 70 a 80 €). El seguro médico no tiene en cuenta este tipo de sesiones, pero algunas mutuas ofrecen paquetes para cubrir algunas sesiones al año (con techos que oscilan entre los 50 y los 100 €).

¿Cómo entrenar en quiropráctica?

En España hay solo uno quiropráctico por cada 370.000 habitantes, entonces la disciplina no está aún muy extendida en el país. Pero el desarrollo de la medicina alternativa contribuye a su progreso, tanto en España como en Europa. Para ello, existe una formación que ofrece el el Madrid College of Chiropractic (MCC) y el Barcelona College of Chiropractic (BCC). Estas escuelas ofrecen programas (títulos propios, no oficiales) de 5 años de duración, a la espera de que se reconozca legalmente esta profesión en nuestro país.

Los beneficios de esta terapia alternativa

Aliviar el dolor de cabeza y las migrañas

Reducir los dolores articulares

Calmar el dolor de espalda

Aliviar el dolor relacionado con el embarazo

Reducir los problemas digestivos

Mejorar tu capacidades respiratorias

Reactivar la capacidad de auto-curación del cuerpo

Mejorar tu sistema inmunitario

Mejorar tu postura

Encontrar un sueño reparador

La medicina alternativa, también conocida como medicina alternativa y complementaria (CAM), no pretende reemplazar el tratamiento médico. Consulte a su médico primero en caso de enfermedad, malestar o alteraciones graves.